FANDOM


El Escultor es un personaje de Sekiro: Shadows Die Twice.

DescripciónEditar

Este escultor es un antiguo monje budista que reside en un templo abandonado, ejercido como busshi tallando innumerables estatuas de Buda. Es un ermitaño tranquilo y poco amistoso y parece saber mucho sobre Sekiro y su deber, habiendo ayudado potencialmente a traerlo de vuelta de la muerte. Al igual que Sekiro, también le falta un brazo, en concreto el izquierdo.

Para reemplazar su brazo faltante, le entrega una prótesis de shinobi al Lobo.

CaracterísticasEditar

Está presente en el Templo desolado. El Escultor es el encargado de instalar y mejorar las diversas herramientas protésicas de shinobi que se encuentran a lo largo del juego. Además, proporcionará ciertos textos esotéricos a medida que Sekiro obtiene puntos de habilidad y nuevas herramientas de prótesis.

Al entregarle diferentes bebidas, el Escultor recordará historias del pasado:

  • Sake Ashina: La bebida le hace doler sus viejas heridas, y piensa en el hombre que le cortó el brazo, Lord Isshin.
  • Fuente del dragón: Recuerda cuando encontró a la niña Emma en un campo de batalla.
  • Alcohol de mono: Recuerda su entrenamiento como shinobi en el valle que habitaban los monos.
  • Sake inferior: Le cuenta a Sekiro que Isshin Ashina le cortó su brazo izquierdo para impedir que se convirtiera en un Shura.

NotasEditar

  • El Escultor no se mueve de su ubicación en el Templo desolado hasta que se hayan cumplido ciertas circunstancias. De todas formas, el jugador aún podrá instalar o mejorar las herramientas protésicas en su ausencia, siendo Sekiro el que realice las modificaciones por sí mismo utilizando las herramientas descartadas del Escultor.

CitasEditar

Templo desoladoEditar

  • Ya te has despertado. Parece que la muerte no es tu destino... todavía no.
  • ¿Cómo te haces llamar? Esos ojos... Son los ojos de un lobo que ha fracasado en su cometido... O eso parece.
  • Hablas como un señor shinobi. Debo tallar Budas. Haz lo que gustes.
  • Lo único que hice fue traerte hasta aquí. Ni siquiera sabía si estabas vivo. No podía dejar que te devoraran los perros salvajes.
  • Ha pasado algún tiempo desde que te encontré. Tu señor sigue vivo. Lo tienen preso en el castillo Ashina. Muy pronto darán uso a su estirpe. Viéndote, sé que aprecias el valor que tiene.
  • Eso es lo que llamo una prótesis de shinobi. El brazo que perdiste se ha convertido en algo más... útil. Pero no sirve para tallas Budas. Puedes quedártelo.
  • No sólo sirve para reemplazar tu brazo perdido. Vuelve si encuentras herramientas shinobi. Si me tras herramientas shinobi, encontraré la forma de incorporarlas a tu prótesis. Así sabrás apreciar su valía. He dicho demasiado...
  • No sé mucho sobre él, salvo... el Acervo del Dragón. Hay una sangre especial con ese nombre. Y esa sangre corre por las venas de tu señor.
  • Alguien lo persigue... Puede que las cosas extrañas que le están sucediendo a tu cuerpo tengan algo que ver con eso.
  • Tu muerte no será fácil.

GaleríaEditar

VídeosEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.