Sekiro Wiki
Advertisement

En Sekiro: Shadows Die Twice hay cuatro finales diferentes, cada uno de los cuales requiere un conjunto de circunstancias que deben cumplirse. Cada ruta impacta en la duración del juego, las localizaciones que se pueden visitar y los enemigos que el jugador puede enfrentar.

Finales

Shura

Shura.jpg

Requisitos

Después de obtener la Espada Mortal, el Loto del palacio y la Piedra cobijo, todos los ídolos del escultor en el Castillo Ashina (excepto el ídolo Entrada a mazmorra abandonada) se volverán inaccesibles. El Búho se encontrará en la cima del castillo, presentando a Sekiro la opción de obedecerlo o ser leal a Kuro. Se debe elegir la opción "Obedecer el Código de Hierro y traicionar a Kuro".

Después de esto, Sekiro deberá enfrentar como jefes finales a Emma, la Espada Gentil y a Isshin Ashina.

Nota: Elegir este final hace que el Palacio del Manantial y el Arte de combate "Destello del dragón" sean inaccesibles y el juego termina después de combatir a Emma e Isshin. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Arte de combate "Una mente" es exclusivo de este final.

Abandono de la inmortalidad

Abandono de la inmortalidad.jpg

Requisitos

Después de obtener la Espada Mortal, el Loto del palacio y la Piedra cobijo, Sekiro tendrá los medios necesarios para acabar con la inmortalidad del Descendiente Celestial. Todos los ídolos del escultor en el Castillo Ashina (excepto el ídolo Entrada a mazmorra abandonada) se volverán inaccesibles. El Búho se encontrará en la cima del castillo, presentando a Sekiro la opción de obedecerlo o ser leal a Kuro. Se debe elegir la opción "Desobedecer el Código de Hierro y ser leal a Kuro".

Sekiro deberá vencer al Gran shinobi - Búho y luego tendrá que viajar al Palacio del Manantial para obtener las Lágrimas del dragón divino, derrotando al Dragón divino. En el momento de su regreso al castillo, Isshin habrá muerto y Emma le entregará al Lobo la Llave del pasadizo secreto para rescatar a Kuro.

En el campo de hierba plateada, el Lobo desafía a Genichiro Ashina una vez más y luego se enfrenta a Isshin, maestro espadachín, invocado por la Espada Mortal negra. Después de derrotarlo, Sekiro debe entregarle a Kuro únicamente las Lágrimas del dragón divino y apuñalarlo en el corazón con la Espada Mortal para cortar sus lazos con la inmortalidad.

Nota: Completar las questlines de los siguientes dos finales no bloqueará la chance de obtener este final. Se podrá elegir cualquiera de los tres al final del juego, siempre y cuando se hayan cumplido los requisitos.

Purificación

Purificación.jpg

Requisitos

Después de obtener la Espada Mortal y alguno de los ingredientes del incienso, Sekiro podrá espiar a Kuro en varias ocasiones. Después de su diálogo sobre "hacer lo que se deba hacer", hay que hablar con Emma cerca del ídolo Puesto de vigilancia de la torre del castillo. El Lobo debe estar de acuerdo con Emma en que Kuro no debe morir.

Tras esto, en la charla con el Búho en la cima del castillo se debe elegir la opción de "ser leal a Kuro".

Después de derrotar al Búho, Sekiro debe hablar con Emma una vez más para recibir la Nota de Tomoe. Luego se la podrá encontrar en la Tumba antigua, donde hay que hablar con ella; luego se trasladará al Templo desolado. Después de espiar a Emma y al Escultor (desde la parte trasera del templo), Sekiro debe confrontarla para recibir el Amuleto de campana del padre, el cual permite acceder a la segunda versión de la Hacienda Hirata para poder derrotar al Búho (padre) y obtener la Flor aromática.

Tras derrotar al Dragón divino y obtener sus lágrimas, hay que proceder hacia el final del juego y derrotar a Isshin, maestro espadachín. Finalmente, Sekiro debe entregarle a Kuro las lágrimas y la flor.

Nota: Se puede iniciar esta questline antes o después de enfrentar al Búho en el Castillo Ashina, pero debe ser completada antes de derrotar al Dragón divino en el Palacio del Manantial.

Retorno

Regreso del dragón.jpg

Requisitos

Después de obtener la Espada Mortal, el Loto del palacio y la Piedra cobijo, todos los ídolos del escultor en el Castillo Ashina (excepto el ídolo Entrada a mazmorra abandonada) se volverán inaccesibles. El Búho se encontrará en la cima del castillo, presentando a Sekiro la opción de obedecerlo o ser leal a Kuro. Se debe elegir la opción "Desobedecer el Código de Hierro y ser leal a Kuro".

Para iniciar la questline de este final primero hay que obtener el Capítulo sagrado: apestado. Si Sekiro va al Templo Senpo antes de derrotar a Genichiro en la cima del Castillo Ashina, el Monje del Salón principal se lo entregará, pidiéndole que se lo entregue a la Niña Celestial; de lo contrario, el libro se encontrará en el fondo del lago en los Terrenos del templo (será necesaria la Técnica de respiración Mibu). Se debe entregar el libro a la Niña Celestial y pedirle arroz (hay que consumirlo para poder recibir más) hasta que se enferme, luego hay que curarla con un caqui común o un caqui de Taro. Después de esto, la Niña Celestial le dará a Sekiro arroz para Kuro, quien a su vez, obsequiará al Lobo con una Bola de arroz dulce.

Hay que hablar nuevamente con la Niña Celestial, pero esta vez en los Salones de la Ilusión, donde ella le pide a Sekiro que busque al Sumo Sacerdote de Senpo que se encuentra en una cueva oscura cerca del Salón principal. En su cadáver se encuentra el Capítulo sagrado: el regreso del Dragón, el cual hay que entregar a la Niña Celestial.

Tras esto, Sekiro tendrá que encontrar las dos "frutas" de la serpiente:

  1. Desde el ídolo del escultor Cueva hendida (o descendiendo desde la ubicación del ídolo Valle Bodhisattva), más allá del mercader Oferentes tóxicos, hay que entrar en una cueva oscura en donde reside la serpiente. Hay que seguir el camino a lo largo del lado derecho de la cueva, evitando el cuerpo de la serpiente y los fantasmas. Al alcanzar el santuario que custodia la serpiente, hay que desplazarse hacia la izquierda para encontrar un mono solitario y usar el Ninjutsu del titiritero sobre el animal para distraer a la serpiente, luego hay que entrar en el santuario para obtener las Vísceras de serpiente secas.
  1. Desde el primer ídolo del escultor del Templo Senpo, hay que dirigirse hacia el área con la cometa y usar el Ninjutsu del titiritero en la "rata" que está al lado del mecanismo. Tras esto, hay que dirigirse al enorme árbol que está frente al área con el puente roto que conecta con los Terrenos del templo, y engancharse a la cometa para atravesar el valle. Hay que continuar a través de la cueva y, desde el tablón saliente, aterrizar sobre la Serpiente gigante para ejecutarla y obtener las Vísceras de serpiente frescas.

Después de obtener ambas frutas se debe regresar al Sanctasanctórum y entregarlas a la Niña Celestial para luego recibir las Lágrimas heladas.

Una vez derrotado el jefe final Isshin, maestro espadachín, hay que darle a Kuro las Lágrimas del dragón divino y las Lágrimas heladas.

Nota: Se puede iniciar esta questline antes o después de enfrentar al Búho en el Castillo Ashina, pero debe ser completada antes de derrotar al Dragón divino en el Palacio del Manantial.

Advertisement